Noticias

tamaño de texto

HomeNotícias2011 › La sociedad civil japonesa con el derecho humano a la paz

Viernes 09 de Diciembre de 2011

La sociedad civil japonesa con el derecho humano a la paz

Nagoya, Osaka, Okinawa y Tokyo (Japón), 2-10 de diciembre de 2011.

Features

La declaración de Luarca sobre el derecho humano a la paz Adhierete
Data publicació: 
Vie, 12/09/2011 ()

Las "Jornadas sobre el derecho humano a la paz: la contribución japonesa", fueron organizadas del 2 al 10 diciembre de 2011 por el Comité Japonés para el Derecho Humano a la Paz en coordinación con la AEDIDH/OIDHP y el patrocinio de varias organizaciones de la sociedad civil japonesa, entre otras: Japan Lawyers International Solidarity Association, Japan Workers Committee for Human Rights, Japan Democratic Lawyer's Association, International Women's Year Liaison Group, Japan Young Women's Christian Association, Pan-Pacific and South-East Asia Women's Association of Japan, Japan Federation of Women's Organization, Japanese Society for Developing the Culture of Peace, Global Campaing for Peace Education Japan, Peace boat and Global Article 9 Campaign.

El Comité Japonés para el Derecho Humano a la Paz fue establecido en el marco de las "Jornadas sobre el derecho humano a la paz: la contribución japonesa". Los idiomas de trabajo fueron el japonés y español (o Inglés). Las Jornadas sobre el derecho humano a la paz estuvieron divididas en cuatro sesiones de trabajo, las cuales tuvieron lugar en Nagoya, Osaka, Okinawa y Tokyo. Cada sesión duró tres horas (tarde y/o noche). El programa también incluyó una apertura y una clausura. Cada sesión de trabajo, las sesiones de apertura y clausura tuvieron sus respectivos Presidentes. Un número limitado de oradores completaron el contenido esencial de la sesiones de trabajo. Además, los participantes tuvieron la oportunidad de tomar parte en los debates al final de cada sesión.

El dia 3 de diciembre se celebró en Nagoya un acto multitudinario de sociedad civil y profesores universitarios en el que todos los oradores defendieron el derecho humano a la paz. Los representantes de la AEDIDH se refirieron a la Campaña Mundial a favor de este derecho y al proceso de codificación oficial en curso en el seno de las Naciones Unidas.

Al final del acto se aprobó por aclamacion la Declaración de Nagoya sobre el Derecho Humano a la Paz en la que, entre otras cosas, se insta al Comite Asesor de las Naciones Unidas a adoptar una Declaración normativa del DHP similar a la redactada en Santiago de Compstela por la sociedad civil el 10 de diciembre de 2010. Tambien se pide al Consejo de Derechos Humanos que en junio de 2012 establezca un grupo de trabajo para seguir el estudio del proyecto de Declaración con la participación de la sociedad civil. Y a la Asamblea General de las Naciones Unidas que apruebe definitivamente una Declaracion Universal del Derecho Humano a la Paz no mas tarde de 2015.

Los Simposios sobre el derecho humano a la paz, celebrados en Osaka el 5 de diciembre de 2011 y Okinawa el 7 de diciembre 2011 llegaron a la conclusión de que el armamento y el gasto militar excesivo puede generar efectos negativos para el desarrollo sostenible, ya que su existencia pone en peligro la estabilidad y el bienestar y disminuye el desarrollo social y económico; que la comunidad internacional debería destinar una parte de los recursos obtenidos de los acuerdos de desarme y limitación de armamentos al desarrollo económico y social con el objetivo de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio; que los Estados deberían adoptar medidas eficaces y coordinadas con el fin de eliminar gradualmente sus bases militares extranjeras y que la comunidad internacional debería extender las Zonas libres de Armas Nucleares y crear Zonas de Paz en todas las regiones del mundo, como un medio para desarrollar la Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz;

En conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos la AEDIDH, el OIDHP, JALISA y otras ONG japonesas organizaron en Tokyo el 10 de diciembre de 2011 un Simposium de la sociedad civil de afirmación del derecho humano a la paz. Con la asistencia de más de 90 personas, el acto contó con la participación de numerosos oradores de la sociedad civil japonesa. El presidente de la AEDIDH disertó sobre el derecho humano a la paz auxiliado con un power point preparado para la ocasión. El representante de la AEDIDH y del OIDHP en Ginebra presentó el video de los artistas en apoyo a la causa de la paz como derecho humano.

Al final del acto -que se prolongó por más de cuatro horas-, los asistentes aprobaron por aclamación la Declaración de Tokyo sobre el Derecho Humano a la Paz, en la que se resumen las principales aspiraciones de la sociedad civil japonesa en este ámbito, así como las de la sociedad civil internacional en materia de codificación internacional del derecho humano a la paz en las Naciones Unidas.

Además, la Federación Japonesa de Colegios de Abogados (JFBA), aprobó el 15 de noviembre de 2011 la Opinión relativa a la Declaración sobre el Derecho de los Pueblos a la Paz, la cual fue transmitida al Ministerio de Asuntos Exteriores el 2 de diciembre de 2011. En este dictamen jurídico los 52 Colegios de Abogados miembros de la Federación consideraron que una Declaración sobre el Derecho de los pueblos y los individuos a la paz debería incluir la prohibición de la discriminación por razón de la raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otro tipo de opinión, nacionalidad, origen étnico o social, nacimiento u otra condición; que esta Declaración debería ser coherente con las normas de derechos humanos universalmente reconocidos, y no debería ser interpretada de manera restrictiva en el ejercicio de cualquier derecho humano reconocido en situaciones de estado de emergencia pública; y que todos los Estados deberían posibilitar el acceso al recurso a los tribunales de justicia con el fin de hacer efectivo el derecho a la paz.

Se adjunta el programa de actividades, el texto completo de la Declaración de Tokyo y Nagoya en Inglés y Japonés, el power point en Inglés y Japonés, y el dictamen de la JFBA relativo a la Declaración sobre el Derecho de los Pueblos a la Paz.

main navigation